Skip to content

Emprendimiento: El árbol de las buenas ideas (de negocio)

 

Quién no ha soñado alguna vez con hacerse millonario gracias a una gran idea. Encontrar esa propuesta capaz de catapultarnos hacia la fama y el éxito. Parecida, o al menos tan eficaz, como las ideas que encontraron en su día referentes ahora inevitables al hablar de buenas ideas de negocio como Mark Zuckerberg, Jack Dorsey o Chad Hurley.

Precisamente fue Chad Hurley quien nos contaba en Sage Summit 2015 cómo nació la idea de crear Youtube, la plataforma que ha revolucionado la forma de ver y compartir videos a nivel mundial. Decía que la iniciativa surgió un día de la necesidad de simplificar el engorroso proceso de compartir videos con familiares y amigos. Así es que, en 2005, decididos a solucionarlo, Steve Chen, Jawed Karim y el propio Hurley activaron el dominio Youtube y cargaron el primer video. No imaginaban que, años después, su solución a un problema cotidiano se convertiría en el negocio donde más de un millón de anunciantes, sobre todo empresas medianas, invierten en publicidad.

Y eso no es todo. Youtube es capaz de generar nuevo negocio por sí mismo, incluso opciones antes imposibles de imaginar, como el lucrativo negocio de los videos on line que muestran a niños desembalando juguetes –por poner un ejemplo– y que ha atraído hasta la plataforma a cerca de 15.000 millones de visitantes sólo en los últimos 18 meses. Este dato ya debe suponer, por sí mismo, un potente aliciente para todo aquel que tenga en mente una idea con potencial para seducir a unos posibles clientes y quiera convertirla en su futura fuente de ingresos.

Según Chad Hurley, las ideas de negocio no tienen que nacer necesariamente de descubrimientos revolucionarios para la humanidad. Surgen, más bien, de la observación de la realidad. Se trata de detectar ese pequeño detalle que pasó desapercibido para los demás, la necesidad no satisfecha cuya cobertura podría hacernos a todos la vida más cómoda o agradable. Observemos las cosas pequeñas y tratemos de construir a partir de ello. Este es, para mí, uno de los mensajes prácticos y de inspiración a destacar que nos dejó el cofundador de Youtube en su paso por Sage Summit.

Otro de los mantras-revelación esenciales que regaló Hurley durante su intervención fue el siguiente: «No es cierto que las grandes iniciativas surjan siempre de grandes planes. No». ¿Y por qué lo dice? Porque Youtube dicta mucho de ser, precisamente, un éxito premeditado. Cuando Hurley y sus amigos se lanzaron a la aventura, no sabían exactamente que iban a hacer. Y me explico. Según reconoce, antes de emprender, ni él ni sus compañeros sabía nada de video y, por supuesto, desconocían por completo cuál iba a ser la repercusión y el alcance de su acogida. Prueba de ello es que cometieron un gran error calculando, a groso modo, el número de visitantes que iba a tener su canal. Un error en el buen sentido, de esos que implican acertar en plena diana.

Por eso, a mi entender, no es aconsejable –ni imprescindible– retrasar la toma de iniciativas empresariales a que se nos ocurra la idea perfecta, esa que va a cambiar el curso de la historia. Basta con tener una idea que sea nuestra, en la que confiemos y por la que queramos apostar. Tampoco debe frenarnos la incertidumbre. Nadie predice el futuro, no todo puede estar calculado. Eso sí, nunca lanzarse sin trazar hojas de ruta, sin previsiones. Hay que aceptar la incertidumbre, pero minimizar los riesgos.

Y con todo esto bien presente, hay que sentarse a pensar. Sólo, con amigos. Con un papel en blanco delante, la tableta o el ordenador, qué más da. El mundo está lleno de buenas ideas que esperan ser descubiertas, sólo hay que observar. Y esa sí que es una tarea que no se va a poder obviar. Bien sabemos que el árbol de las ideas no existe, tenemos que plantarlo.

Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Comentarios

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *