Digitalización

Necesitamos una estrategia estatal de cloud computing

Compartir
necesitamos-una-estrategia-estatal-de-cloud-computing

Ya hemos tenido ocasión de comentar los beneficios que tiene para las PYMES el uso de la tecnología cloud. Sin duda, algunos como la reducción de costes y el aumento de la productividad derivada deberían ser estímulos suficientemente atractivos para el incremento de su uso por parte de nuestras pequeñas y medianas empresas.

Sin embargo, a pesar de que cada año que pasa vemos que las estadísticas muestran el crecimiento en su uso, éste sigue más lento del esperado. Y las empresas españolas siguen estando en un puesto muy atrasado en las comparativas que se hacen con otros países de nuestro entorno.

En el informe Digital economy and society EU 2018, elaborado por Eurostat, se constata que sólo un 19 % de las empresas españolas hacen uso del cloud a pesar de las evidencias de las bondades de su uso. Muchos se preguntan por la causa de esta aparente contradicción.

En mi opinión, hay un elemento que explica la existencia de una cierta desconfianza en muchas PYMES hacia esta tecnología. Me estoy refiriendo a una barrera cultural en forma de cierto temor que impide que hoy todavía muchas no puedan aprovechar los indudables beneficios que contrae la adopción de esta tecnología.

El cloud computing, asignatura pendiente de la administración

Si esto es así es también, en parte, consecuencia de un cierto desinterés en las políticas públicas hacia eso que genéricamente llamamos digitalización y que se traduce en que vayamos retrasados respecto a otros países en el uso de las tecnologías exponenciales que están protagonizando esta segunda década del siglo XXI que ya toca a su fin.

¿Pero es que España no invierte lo suficiente en I+D+i? La respuesta es fácil: no. El último Plan Digital del Gobierno de España fue en el año 2013 y ha llovido mucho desde entonces. Necesitamos ya (¡ya es ya!) un nuevo plan Digital marco que sea fruto de un pacto entre todos los partidos, ya que lo que está en juego es la competitividad.

España debe hacer una apuesta como país y de la mano de acuerdos público-privados por la extensión del uso de estas tecnologías entre las que se encuentran la inteligencia artificial, el blockchain, el internet de las cosas y, por supuesto, el cloud computing.

Hay países como Canadá que ya tienen en vigor una estrategia estatal denominada Cloud first que aboga porque esta sea la tecnología de uso prioritario por sus indudables ventajas y comodidades, no sólo para las PYMES, sino también para la propia administración pública. El propio gobierno canadiense compara al cloud computing con la electricidad y le otorga de ese modo un componente estratégico a escala nacional.

Nuestro país también debe diseñar entre todos los actores una estrategia de largo alcance para que empresas y ciudadanos no perdamos el tren del cloud. Una estrategia que debe incorporar la necesaria inversión en formación y capacitación para su uso y desarrollo. Una estrategia que debe ir más allá de algunas experiencias pioneras como el programa de RED.ES “Súbete a la nube”, que incentivaba y subvencionaba el uso del cloud para PYMES. Necesitamos estrategias integrales e intensivas para ganar el tiempo que estamos perdiendo.

La necesaria apuesta del tejido empresarial por el cloud computing

Pero sin esperar a que el Estado mueva ficha en este sentido, debemos seguir haciendo pedagogía entre los empresarios sobre los beneficios para nuestras empresas del cloud. Sobre todo entre la mayoría del tejido empresarial español preocupado por sacar adelante en el día a día sus cuentas y que pueden ver esto como una moda o un experimento que les haga perder tiempo y dinero.

Es necesario que las patronales, organizaciones y asociaciones de todo tipo diseñen planes de impulso del cloud en nuestras PYMES, ofreciendo asesoramiento y acompañamiento a todos nuestros empresarios que puedan tener aún dudas al respecto. El mentoring entre aquellos que ya se benefician del uso del cloud hacia los que todavía no lo tienen claro, me resulta en este sentido una práctica extraordinariamente relevante y acertada.

Además de la reducción de costes y el aumento de la productividad que citaba al principio, esta tecnología brinda como ninguna otra “una democratización” radical del acceso al mundo digital para que cualquier PYME, por pequeña que sea, tenga un proceso de escalabilidad en su operativa y la consiguiente deslocalización de muchos de sus procesos.

De esa forma el cloud ha habilitado a miles de pymes para competir en mercados internacionales. En el caso de las Startups, que nacen ya con un ADN tecnológico y con ambición de ser globales, el uso del cloud computing es casi imperativo y pueden ser un buen ejemplo a seguir para el resto de PYMES. Todo ello además garantizando altos estándares de seguridad.

Cuando Amazon invierte más que España en I+D+i

Amazon en el año 2017 invirtió 35.000 millones de dolares, de los que 25.000 millones de dolares eran I+D+i. ¿Y toda España? 14.000 millones de euros. Es decir todo el conjunto de nuestro pais invirtió aproximadamente la mitad en comparación con una sola compañía privada americana. En fin, las cifras hablan solas.

Los políticos, en España y en Europa, deberían tomarse muy en serio la creación de una Agenda Digital que este acompañada de presupuestos de calibre para poder crear empleo de calidad y un modelo ecnomico competitivo y sostenible en el tiempo. Algo que EEUU y China tienen ya muy claro y estan aprovechando.

Las instituciones públicas tienen un papel importante y han de jugar sus cartas con determinación. El futuro global se escribe sobre la nube y no podemos quedarnos atrás. El cloud no es una moda ni una tecnología pasajera. Digitalizar es hacer las cosas mejor. Las herramientas que nos brinda la transformación digital abren grandes oportunidades que las pymes, el 99,8 % de nuestro tejido, no pueden obviar en su estrategia ya que de ellas depende el devenir económico.

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*