Management y talento

Por qué la tecnología puede ser clave en la igualdad de género

Compartir
tecnologia-clave-igualdad-de-genero

Si quieres encontrar la respuesta del título te recomiendo que leas este breve post. Como sabes, esta semana celebramos el Día Internacional de la Mujer, y es que el año 2018 tuvo un punto de inflexión en el cual las mujeres y sus voces, diversas, fueron protagonistas. Un año de inicio del cambio. Y si 2018 fue el año de inicio, 2019 debe ser el del impulso.

Pero para tomar ese impulso, primero todos debemos tomar conciencia de algunos datos sobre la desigualdad, aún más latente en la ciencia y la tecnología. Según datos de la Unesco, solo el 28 % de los investigadores científicos a nivel global son mujeres y solo el 30 % de los trabajadores del sector de las tecnologías de la información y la comunicación en Europa.

Oportunidad de la mujer hacia los empleos del futuro

La mujer tiene una gran oportunidad para romper brechas y techos de cristal, y hay una parada muy importante, pero para ese destino hay que coger el billete del tren digital ¿Porqué? Pues porque la desigualdad entre géneros en la enseñanza superior es sorprendente y, según ‘Cracking the code: girls’ and women’s education in STEM’, solo el 35 % de los estudiantes matriculados en este ámbito son mujeres. Según detalla esta publicación, es preocupante que “las niñas pierden interés en el ámbito científico-tecnológico a medida que crecen, sobre todo en la adolescencia”.

Es importante que se ayude a comprender a la sociedad en general que los estereotipos sociales basados en género son conceptos artificiales, que no existen más barreras que las que nosotros nos ponemos, y que la ciencia y la tecnología es un apasionante campo que también está abierto para ellas. Un campo que tiene la asignatura pendiente de llamar su atención a la hora de decidir su futuro profesional, de hacerse presente, y la existencia de referentes en este sentido es clave para el éxito.

Las carreras relacionadas con los estudios STEM son consideradas un parte relevante de los empleos del futuro y, por ello, fomentar estas enseñanzas es otro puntal para cimentar estructuras más igualitarias. De esta forma, la ciencia y la tecnología también pueden desempeñar un papel como aliado de las mujeres para que la brecha de empleabilidad se reduzca y elimine.

El sector tecnológico en España tienes líderes mujeres extraordinarias

En nuestro país tenemos una situación excepcional y que supone una valiosa oportunidad que no debemos dejar pasar: grandes compañías tecnológicas están lideradas por mujeres. Grandes modelos de altas directivas STEM que debemos visibilizar para que las jóvenes del futuro se inspiren y abracen la innovación y a este sector que tanto puede aportar a España y a Europa.

Al frente de Google está Fuencisla Clemares; Pilar López crece en Microsoft; Elena Pisonero es presidenta del gestor de satélites Hispasat; Mariangela Marseglia es la máxima responsable de Amazon España e Italia; Cristina Ruiz es la directora general de TI en Indra; y Susana Voces en el gigante del ecommerce eBay. En el ámbito de las redes sociales, Nathalie Picquot lidera Twitter; Sarah Harmon, LinkedIn; e Irene Cano, Facebook. Personalmente admiro a muchas de ellas que he nombrado, y otras que no he mencionado así como algunas anónimas que he podido conocer. Y esa admiración viene por como son, por lo que aportan y por el ejemplo que dan tanto a mujeres como a hombres, a jóvenes y no tan jóvenes.

Gracias a plataformas como Mujeres Tech, que promueven acciones para que niñas y mujeres se apasionen por la tecnología bajo el lema #WeAreQueensDoers, estos ejemplos son cada vez más visibles.

También en el campo de la ciencia tenemos referentes de profesionales sobresalientes como la emblemática bioquímica Margarita Salas y María Blasco Marhuenda, quien dirige el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. Es responsabilidad de todos visibilizar todos estos y muchos más ejemplos que existen de mujeres liderando, marcando el paso y empoderándose gracias a su conocimiento y buenas prácticas. Mujeres profesionales y referentes de las que tenemos mucho que aprender.

Tecnología y ciencia son siempre sinónimo de futuro y de empleo. Se estima que, por poner dos ejemplos, el despliegue de la conectividad 5G cree 2.300.000 puestos de trabajo y que en cuatro años la inteligencia artificial aumente un 10 % el empleo. Esta oportunidad no tiene parangón, de modo que mujeres y hombres tenemos la responsabilidad de formarnos de manera permanente para optar, en igualdad de condiciones, a formar parte de este progreso.

Esta semana celebramos el Día Internacional de la Mujer, pero la reivindicación debe hacerse día a día. Acabar con la discriminación en general y por género en particular debe ser un objetivo y una responsabilidad de todos, desde los gobiernos pasando por las empresas, los profesionales y los ciudadanos. La historia de la humanidad, nos ha demostrado una y otra vez, que cuando nos juntamos para un bien común, avanzamos y creamos progreso. El talento es talento y no debe llevar apellidos ya que no debería entender de género, raza, edad o cultura. Días como hoy demuestran que estamos en el buen camino, ahora toca seguir avanzando juntos adelante.

Feliz Día Internacional de la Mujer

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*