Digitalización, Management y talento

La digitalización y la productividad, dos aliados en el éxito de tu empresa

Compartir
digitalizacion-productividad-aliados-empresa

La adopción de las nuevas tecnologías ha cambiado profundamente la sociedad, la forma de comunicarnos y, por extensión, nuestra forma de trabajar. El “aquí siempre se ha trabajado así” es una frase que se debe dejar atrás para que la inversión en transformación digital sea un éxito.

Porque la digitalización de la empresa es, efectivamente, una inversión: adquisición de nuevos equipos, proporcionar formación a los trabajadores, pago de nuevas herramientas y aplicaciones, etc. Y, en este sentido, el reto está claro: la implementación de las nuevas tecnologías en la empresa debe aumentar la productividad de los trabajadores y, como consecuencia última, incrementar la rentabilidad de la compañía.

Según el estudio Harnessing automation for a future that works elaborado por McKinsey Global Institute, la automatización de procesos laborales podría suponer un incremento de la productividad global del 0,8 al 1,4% anual hasta 2065. Para que nos podamos hacer una idea de lo que esta cifra supone, la primera revolución industrial con la máquina de vapor supuso un incremento del 0,3%.

Los trabajadores, motores del cambio

Es necesario, cuando una empresa inicia su proceso de transformación digital, implicar a todos los miembros y redefinir la nueva forma de trabajar, las nuevas formas de comunicación interna y externa y las nuevas exigencias de cada puesto para no generar confusión e inseguridad laboral entre los empleados y, así, obtener el mejor resultado de ellos. Los trabajadores son el verdadero motor del cambio.

La transformación digital conlleva la automatización de tareas y su consecuente optimización de recursos y, por ende, el aumento de la productividad. Tareas que antes se hacían manualmente, hoy hay programas y máquinas que los hacen por nosotros, mejorando la eficiencia del trabajador, que dispone de más tiempo que destinar a tareas de mayor rentabilidad.

Procesos tediosos como la elaboración de facturas o llevar la contabilidad de la empresa se tornan mucho más ligeros con la ayuda de herramientas como los chatbots, el big data o la inteligencia artificial. Este tipo de tecnologías tienen un alto valor añadido a nivel externo, mejorando considerablemente la experiencia de usuario, reduciendo, por ejemplo, los tiempos de comercialización y creando marcos de comunicación mucho más eficientes.

El aumento de la productividad laboral es, sin duda, uno de los valores añadidos de la transformación digital de las pymes, pero hay que ser consciente de que conlleva cambios en la forma de trabajar y en la cultura de las empresas.

La adopción de nuevas herramientas, que debe hacerse paulatinamente, debe llevar a cabo una labor de concienciación por parte de la empresa y de cambio de mentalidad por parte del trabajador. No solo es cuestión de decisión estratégica, planificación y ejecución empresarial. Lo es también de adaptación personal, motivación, formación y compromiso.

Imagina que en torno al 1% de crecimiento de tu empresa viene dado por la mejora de la productividad. ¿Lo rechazarías?

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

Consejero Delegado - EVP Sage Iberia. Mi pasión es hacer crecer negocios, PYMES y personas a través de digitalización, innovación y liderazgo. Mi último libro trata sobre #humanismodigital.

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*