Digitalización, PYMES

¿Estamos preparados para la Cuarta Revolución Industrial?

Compartir
preparados-cuarta-revolucion-industrial

¿Están realmente las empresas y los gobiernos preparados para sacar partido al potencial de la Cuarta Revolución Industrial? Esta es la pregunta que se ha formulado Deloitte Insights para la elaboración de su estudio ‘The Fourth Industrial Revolution is here —are you ready?’, abordado desde cuatro pilares: impacto social, estrategia, tecnología y talento y fuerza de trabajo.

Las revoluciones se denominan así por su capacidad de transformar economías, empleos y, por ende, la sociedad misma a través de la introducción de nuevas tecnologías que transforman procesos. Pero, ¿qué es lo que hace diferente a la cuarta revolución industrial? La unión entre lo físico y lo digital, que permite crear empresas digitales que no sólo están interconectadas, sino que también serán capaces de tomar decisiones desde un enfoque más holístico y más fundamentadas por el volumen de información recibido y procesado.

El impacto social de la Industria 4.0

Se está dibujando un nuevo paisaje empresarial con un alto y creciente impacto social, seguramente mucho mayor del que hoy somos capaces de imaginar. Según dos de cada tres ejecutivos entrevistados, las empresas tendrán mayor capacidad de influencia que los propios gobiernos sobre la sociedad.

Las empresas públicas (74 %) y privadas (67 %) son los actores que más impacto tendrán en cómo la cuarta revolución industrial va a reformar la sociedad. El papel de los gobiernos (45 %) pasaría a ser de impulsor y acelerador del cambio, así como construir un entorno legal estandarizado. En este contexto de creciente poder de las empresas, es importante no perder de vista que, a mayor nivel de influencia, mayor debe ser también la responsabilidad social corporativa.

Estas transformadas empresas digitales generan oportunidades para productos y servicios, un mejor servicio al cliente, nuevos tipos de empleo y modelos de negocio totalmente renovados. Sin embargo, el dato es alarmante: sólo el 14 % de los altos ejecutivos confía plenamente en que sus organizaciones están listas para aprovechar completamente los cambios de la Cuarta Revolución Industrial.

La cuestión en este punto está en que el proceso de transformación para alcanzar la referida empresa digital exige un cambio de estrategia empresarial para, efectivamente, sacar el máximo partido a esta nueva industria. La falta de estrategia interna es también el principal obstáculo que el 43 % de los altos ejecutivos encuentran a la hora de hacer inversiones en nuevas tecnologías junto a la falta de colaboración con socios externos (38 %) y establecimiento de objetivos a corto plazo (37 %).

El cambio de estrategia debería verse reflejado también en la forma en la que la tecnología está siendo utilizada en las compañías. Su uso está siendo limitado como herramienta para hacer que los trabajadores sean más eficientes, perdiéndose oportunidades de transformación mucho más profundas e innovadoras. Debemos aprender a mirar y utilizar la tecnología de otra manera porque en la sociedad del futuro será fundamental para todo.

La Cuarta Revolución Industrial y talento

Este pilar del estudio es el que más ha llamado mi atención por las respuestas tan dispares sobre un mismo tema: el talento y los recursos humanos. Una nueva realidad empresarial exige, por un lado, renovar la fuerza laboral en términos de habilidades y, por otro, la formación de plantillas para adaptarse a las nuevas exigencias. Este paradigma hace necesario un cambio de estrategia en recursos humanos.

A pesar de que el 86 % afirma estar haciendo todo lo posible para construir una mano de obra preparada para la cuarta revolución industrial, el talento y los recursos humanos es una prioridad baja para los directivos, el 17 %, pese a que son conscientes de que no tienen el talento necesario en plantilla para que la compañía tenga éxito en la Industria 4.0.

El empleo se está transformando y los perfiles profesionales están evolucionando. Sin embargo, sólo el 35 % de los ejecutivos considera que es necesario un replanteamiento completo del sistema educativo. El talento del mañana se está forjando hoy. Debemos formar a la futura fuerza laboral en las nuevas tecnologías y en los requisitos digitales que ya se exigen hoy. Los empleos relacionados con el mundo de la tecnología son los más demandados en Estados Unidos, con el ingeniero de machine learning en cabeza.

La preparación empresarial y gubernamental para la cuarta revolución industrial está todavía es una fase muy inicial. Estamos en las primeras etapas de preparación de las empresas para aprovechar al máximo todo el potencial de la Industria 4.0 tanto en términos empresariales como sociales.

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal