Digitalización, Management y talento

Reino Unido y España, una relación en constante crecimiento

Compartir
2992

Las relaciones comerciales, políticas, sociales y culturales entre Reino Unido y España son cada vez más estrechas. Y así lo pude constatar el pasado 15 de febrero en la presentación en Londres del III Barómetro sobre Clima y Perspectivas de la inversión británica en España elaborado por la Cámara de Comercio Británica en España.

España es una oportunidad de negocio para Reino Unido porque estamos en una fase de crecimiento económico sostenido. El Banco de España prevé que el PIB aumente un 2,5% durante 2018 tras crecer un 3,1% en 2017, y nuestra competitividad geopolítica es un factor que nuestros aliados británicos no pueden obviar. La calidad de vida y la seguridad son dos factores determinantes y que valoran muy positivamente.

La digitalización, una oportunidad de inversión para Reino Unido

El Barómetro hace hincapié en la digitalización de España, uno de los grandes retos a los que se enfrenta la PYME y en el que Reino Unido tiene la delantera. Los británicos ocupan el puesto 7 y España el 14 del Índice DESI de 2017 elaborado por la Comisión Europea. Esta mayor experiencia en términos de transformación digital es una oportunidad de negocio para los británicos.

España ha entrado en la segunda fase de la transformación digital y este es el segundo aspecto más valorado por Reino Unido después de la calidad de vida y la seguridad en España. El 50% de las grandes y medianas empresas ya están viendo resultados de sus proyectos de transformación digital, pero hay dos grandes retos pendientes: la transformación de los modelos de negocio y de la cultura corporativa.

El capital humano español es un elemento fundamental para las empresas británicas, que valoran muy positivamente el nivel de formación que hay en el país, así como la mejora experimentada en el dominio del inglés.

I+D, la asignatura pendiente de España

La inversión en Investigación y Desarrollo sigue perdiendo peso frente a la recuperación económica. Así lo muestra el último informe del INE: en 2016 la inversión fue del 1,19% del PIB frente al 1,22% de 2015, aunque el sector privado sí elevó un 3% su inversión.

En el ranking europeo de inversión en I+D España ocupa la posición 17 entre los 28 estados miembro, una posición que no se corresponde con el potencial económico de nuestro país. La falta de compromiso en el gasto de I+D es nuestro talón de Aquiles y el Barómetro lo muestra como una debilidad. Actores públicos y privados debemos trabajar y mejorar este ámbito tan determinante para el desarrollo del país.

La falta de flexibilidad en la regulación laboral, la excesiva burocracia y presión fiscal y la relación con las administraciones públicas entre diferentes comunidades autónomas son, junto con la baja inversión en I+D, las principales debilidades que muestra el Barómetro.

La inversión británica en España crece pese al Brexit y la crisis catalana

Los momentos de inestabilidad política que Reino Unido y España están viviendo con el Brexit y la ofensiva secesionista de Cataluña, respectivamente, no están afectando a la inversión extranjera directa (IED). De hecho, la británica ha ascendido a 1.895 millones de euros, situándose como primer inversor europeo y segundo a nivel mundial, por detrás de Estados Unidos. El 71% de las empresas británicas no alterarán su inversión en España, 11 puntos más que el año pasado, y el 70%, además, tiene previsto aumentar la inversión.

Como cifra más global, durante la presentación del Barómetro se destacó que en los últimos 24 años las empresas británicas han destinado a inversión directa en España 66.600 millones de euros, cifra que representa el 12,8% de la que llega a España del extranjero.

Como CEO de Sage de España y Portugal, empresa británica asentada en España, es un compromiso promover el hermanamiento empresarial de ambos países, contribuir al conocimiento mutuo y fomentar la inversión bidireccional de España y Reino Unido. Las pymes de ambos países tienen una oportunidad de internacionalización, digitalización e inversión que no pueden perder.

Termino el post con mi agradecimiento a Sonya Doswett, corresponsal jefe en Reuters, y Christopher Dottie, presidente de Cámara de Comercio Británica en España, con quienes compartí mesa de diálogo sobre la relación entre ambos países. También a Francisco Javier Garzón, consejero delegado del ICEX y Lord Brennan por su participación en el evento, así como a Carlos Bastarreche, embajador de España en UK, y a la Embajada de España en Reino Unido, por la organización del evento.

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal