Digitalización

Cómo la inteligencia artificial va a cambiar nuestro trabajo

Compartir
inteligencia-artificial-cambiar-trabajo

Lejos de visiones futuristas, casi sin que nos hayamos dado cuenta la inteligencia artificial (IA) ya forma parte de nuestro día a día, nos relacionamos con programas inteligentes de manera inconsciente que mejoran nuestra calidad de vida. La IA ya está revolucionando el mercado laboral, los espacios de trabajo y, por supuesto, nuestra forma de trabajar.

El impacto de la automatización en el mercado laboral es tendencia por la preocupación e incertidumbre que está generando. Sin embargo, el binomio hombre-máquina llevará a las empresas a experimentar un crecimiento sin precedentes.

Así lo refleja los datos del informe de Capgemeni: cuatro de cada cinco empresas que utilizan aplicaciones de inteligencia artificial han creado nuevos puestos de trabajo gracias a esta tecnología, sobre todo en categorías profesionales más altas, situándose dos de cada tres en niveles de gerencia y alta dirección.

El impacto de la inteligencia artificial en el ámbito laboral

La implantación de la inteligencia artificial está en una fase muy prematura, pero su impacto es cada vez más notable. ¿En qué ámbitos empresariales y procesos está teniendo más penetración la IA?

Igualdad

La inteligencia artificial puede suponer un paso de gigante en términos de igualdad y Google es ejemplo de ello. El gigante tecnológico evita la brecha salarial entre hombres y mujeres con un algoritmo, así lo afirmaba hace unos días Fuencisla Clemares, directora general de Google España y Portugal. Tanto las retribuciones como las subidas salariales las establece un algoritmo en el que el sexo de la persona no forma parte del dato, pero sí su puesto, nivel, su evolución, sus objetivos y su nivel de cumplimiento.

Atracción del talento

Recursos humanos es uno de los departamentos que más está cambiando con la digitalización. Vivimos épocas de revolución y la captación de talento es prioritario para las empresas. Los encargados de reclutamiento pasan la mitad de su jornada revisando CV, pero ¿qué pasaría si la inteligencia artificial lo hiciese por nosotros?

La IA es capaz de recabar una cantidad de datos de diversas fuentes, inabarcables para el ser humano, con el fin de encontrar a la persona más adecuada para un puesto de trabajo determinado. De este modo, se produce una ampliación de la red laboral ya que las empresas llegan a candidatos más diversos que los que a priori habrían encontrado y viceversa.

Pero la inteligencia artificial va mucho más allá en términos de buscadores de empleo. Permitirá a los empleados monitorizar su relación con el mercado y, por ejemplo, descubrir cuándo tiene posibilidades de ascender de puesto, ya sea dentro o fuera de su empresa empleadora.

Aumento de la productividad

Las herramientas que proporciona la digitalización son aliadas para aumentar nuestra productividad. La inteligencia artificial ayuda a construir equipos de trabajo más eficientes, aumentando la productividad de cada trabajador y, por tanto, la productividad y la rentabilidad global de las empresas.

Existen aplicaciones que monitorizan las tareas que se ejecutan en los ordenadores de una empresa, permitiendo identificar la baja productividad o actividades anormales. Un descenso en la productividad es, en ocasiones, síntoma de un trabajador descontento y detectar estas situaciones es fundamental para retener el talento que aporta valor a la compañía. Sin embargo, para realizar este tipo de monitorizaciones es necesario contar con el consentimiento de los empleados ya que garantizar su privacidad y seguridad debe ser primordial para la empresa.

Más creatividad

¿Cuánto tiempo destinas al día a responder correos electrónicos? Con el machine learning las máquinas ya no sólo ejecutan, también procesan, aprenden y optimizan datos, permitiendo reducir drásticamente el tiempo que destinamos a este tipo de tareas repetitivas como el email. Así, los trabajadores cada vez dedicaremos más esfuerzo a tareas creativas y de mayor esfuerzo mental.

Además, el tiempo que antes se invertía en tareas repetitivas se puede dedicar en la renovación de competencias profesionales para sacar el máximo partido a la inversión en los programas de inteligencia artificial.

Administración y finanzas

Las pymes españolas pierden 210 días al año en labores administrativas de los 251 laborales que hay un año. Este dato es demoledor. Las empresas pueden simplificar su carga administrativa por medio de la automatización. Tareas impositivas, gestión de pagos, generación de facturas y recibos… a medida que las empresas se vuelven más inteligentes digitalmente hablando, la tecnología va asumiendo este tipo de actividades, los costes administrativos decrecen y la productividad sube ya que pueden destinar el tiempo a otras labores.

La evolución hacia un entorno inteligente

En los próximos años asistiremos a la consolidación de esta tecnología y ya no sólo interactuaremos con el smartphone, también lo haremos con el coche, la cocina o la televisión. Los espacios de trabajo, las casas, los medios de transporte y las ciudades serán cada vez más inteligentes. Por ejemplo, en 2050 ya no habrá coches con motor de explosión ni conductores que los manejen y sin el factor humano, los accidentes de coche se reducirán al mínimo.

Debemos mirar con optimismo al futuro y a los cambios que están por venir, que mejorarán nuestra calidad de vida, y es responsabilidad de cada uno prepararse y formarse para la revolución de la que ya estamos siendo testigos.

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal