Autónomos y emprendedores, Talento

Business Builders y startups: quiénes son y dónde invierten

Compartir

Conceptos como startup, crowdfunding o mentoring son términos empresariales relativamente nuevos que ya tenemos interiorizados dentro del ecosistema emprendedor, pero, ¿qué son exactamente los business builders?

Infojobs, Wallapop, Fintonic o Glovo son empresas que forman parte de nuestro día a día y que tienen una cosa en común: detrás de todas ellas se encuentra un business builder. Los business builders son -traduciendo literalmente del inglés- constructores de negocio, empresas que tienen como objetivo crear y lanzar empresas con una idea innovadora y que genera un valor concreto en la sociedad. Son productores de starups.

QUIÉNES SON LOS BUSINESS BUILDERS

El business builders es un modelo de negocio que apoya la actividad emprendedora y que promueve el crecimiento de los ingresos autosostenibles durante las primeras etapas de una startup. Este generador de negocio aporta su conocimiento y experiencia e impulsa las acciones de marketing y ventas, da su apoyo estratégico y operativo y desarrolla los aspectos administrativos y legales, siendo el propietario de la idea inicial quien mantiene la responsabilidad de desarrollar el producto.

Así, los business builders cubren la brecha que existía en el ecosistema emprendedor entre las fórmulas tradicionales de financiación, las aceleradoras, las incubadoras, el venture capital y los business angels.

Estos business builders apoyan la actividad emprendedora, pero no hay que confundir su labor con la de venture builder, por ejemplo, compañía que al invertir se convierte en el socio principal del proyecto y, por tanto, destina el 100% de sus recursos.

Al final, como concebimos en Sage los business builders es como una figura de co-emprendedor que acompaña en la aventura de emprender. Son empresas o personas que, por un lado, crean valor en la economía porque generan empleo y, por otro, añaden valor en la sociedad porque apuestan por ideas innovadoras que cambian de una u otra manera nuestra forma de vivir.

Es el caso de las empresas que he nombrado al inicio de este post. No se nos hace raro pedir a Glovo que nos traiga medicinas a casa, ver en las calles a los denominados riders de Deliveroo, repartiendo comida o vender lo que ya no necesitamos en Wallapop. Empresas de base tecnológica con una idea innovadora que han introducido un cambio en la sociedad.

EL TALENTO: EL MOTOR DE LOS BUSINESS BUILDERS

Con el tiempo he aprendido que el talento es una de las aptitudes más valiosas en una persona y es esto, precisamente, lo que mueve a un business builder: detectan equipos con talento, actitud y potencial, independientemente de que tengan una idea.

En ocasiones, el business builder tiene una idea y necesita un equipo que, con su ayuda, la desarrolle y, otras veces, invierten en una idea de negocio probada que ya cuenta con su grupo de trabajo y llevan la startup a buen término.

Al final, la innovación y el talento son hoy dos valores indiscutibles de los emprendedores que los business builders buscan y la experiencia, la ayuda y, obviamente, la financiación que aportan los constructores de negocios son recursos muy valiosos para el emprendedor. Del trabajo en equipo de ambas figuras nacen modelos de negocio de éxito, por eso, debemos favorecer y apostar por estas formas de trabajo en estos tiempos de cambio. Porque de ellos nacerán las empresas del futuro que crearán riqueza, empleos y cambiarán el mundo y la manera en que vivimos.

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal