La digitalización ha cambiado nuestras vidas personal y profesionalmente. La transformación digital conlleva la aparición de nuevos tipos de empleo y supone un cambio profundo en la empresa y en los trabajadores. Los cambios disruptivos tienen consecuencias de alcance y la revolución digital lleva implícita una nueva gestión del talento en el seno de las empresas.

Los departamentos de Recursos Humanos tienen dos principales retos: atraer talento y retenerlo y para ello hay que conocer bien las características del mercado laboral. ¿En qué nos fijamos los trabajadores? ¿Qué nos lleva a querer trabajar en una empresa determinada? ¿Qué hace que nos decidamos por un puesto y no por otro? ¿Qué valoran las nuevas generaciones y qué quieres los perfiles más senior? La digitalización ha revolucionado la forma de gestionar el talento y las empresas, en este sentido, tienen un reto.

¿Aumento salarial? Sí, pero también otros beneficios intangibles

La transformación digital ha calado tanto en nuestras vidas que la “desconexión digital” del trabajo es un derecho reconocido por la ley laboral en Francia desde el 1 de enero de este año. ¿El objetivo? Asegurar el respeto del tiempo de descanso y vacacional, así como la vida personal y familiar de los trabajadores. En España, Axa Seguros ha sido la primera empresa en España que reconoce el derecho de apagar el móvil fuera del trabajo.

La digitalización lleva implícita un cambio en las prioridades de los trabajadores. La conciliación, las políticas laborales flexibles o la oportunidad de hacer carrera internacional son aspectos que los trabajadores empezamos a anteponer en detrimento de la oferta de un salario competitivo, que también, por supuesto, es importante. La existencia —y comunicación– de unas buenas condiciones laborales responden a una estrategia de employer branding clave para atraer talento a la compañía.

¿Y para retenerlo? En una sociedad en la que el sentir y vivir tiene cada vez más peso frente al poseer debe haber un cambio de mentalidad. Los aumentos salariales son, sin discusión, una forma de retener talento en la compañía, pero hay muchos otros beneficios no monetarios que los empleados valoramos y que nos hacen sentir que estamos desarrollándonos en el lugar correcto.

Tener un buen ambiente laboral, sentirse valorado por el equipo o la proposición de nuevos retos profesionales son algunos de los aspectos que más destacan los empleados de Sage cuando hablo con ellos. ¿Y fuera del trabajo? Las generaciones más jóvenes cada vez valoran más su tiempo libre, el poder disfrutar con la familia o la posibilidad de viajar o de trabajar desde casa. El concepto del trabajo también se ha transformado con la digitalización: ¿vivimos para trabajar o trabajamos para vivir?

Gestión del talento y nuevas formas organizacionales

Pero la transformación digital no sólo cambia las prioridades y exigencias de los trabajadores, sino que supone una revolución interna de alcance que requiere una compleja gestión para que culmine con éxito. La digitalización empresarial debe implicar activamente a los empleados pues ellos son el mayor activo de la compañía y los que llevarán a buen término el proceso.

Al tradicional director ejecutivo ahora se le llama CEO; al director de operaciones, COO; al financiero, CFO; al responsable de marketing, CMO; al de comunicación CCO; etc. y a estos cargos se suman nuevos puestos que surgen de la revolución digital como el CTO, el responsable tecnológico, el CIO, que sería el jefe de los equipos de información; o el reciente CDO, director digital y encargado del desarrollo del comercio electrónico.

Todas estas nuevas siglas son una demostración de cómo la realidad interna de las empresas está cambiando con la digitalización y cómo puestos de responsabilidad como el Data scientist, encargado del análisis de datos para generar conocimiento de negocio, son necesarios cuando una empresa comienza el necesario proceso de transformación digital.

Nuevos retos de liderazgo

La aparición de nuevos puestos de dirección no son la única consecuencia del cambio organizacional de la empresa. Los perfiles cada vez son más interdisciplinares y la convivencia generacional entre viejennials y millennials, son retos a los que trabajadores y líderes se enfrentan.

La capacidad de descubrir y potenciar talentos de los miembros del equipo, motivarles para formarse en nuevas y necesarias habilidades digitales y generar nuevos talentos de acuerdo a los objetivos y valores corporativos son algunos de los retos de liderazgo a los que se enfrentan las empresas en plena transformación digital.

Pensar que la digitalización es un proceso de puertas para fuera es un error. Exige un cambio en la gestión empresarial y del talento. La transformación digital es un proceso que empieza en el interior de la empresa, que debe implicar a todos los trabajadores, conlleva la formación, concienciación y explicación profunda a los empleados y la atracción y contratación de nuevos perfiles digitales.

 

 

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Suscríbete a mi blog y recibirás en tu email el eBook "Siete claves para el éxito de las Start-Ups"






    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal