21Jul
2017
Escrito a las 10:46 am

tamaño de la pyme

Los informativos, a veces, te sorprenden con buenas noticias. Así fue a principios de mes cuando el Gobierno anunció que a finales de julio el Ministerio de Economía presentará un diagnóstico sobre la dimensión empresarial española y una serie de medidas para favorecer el crecimiento y la expansión de las pymes. Pero, ¿qué medidas debería anunciar el Gobierno para hacer a la PYME más fuerte?

En 2015, con motivo de las elecciones generales, desde Sage preguntamos a lo pequeños y medianos empresarios qué necesitan para hacer crecer sus negocios. Con esos resultados, realizamos un decálogo con las peticiones que las pequeñas y medianas empresas hacían al Gobierno que hoy recupero porque sigue vigente y de plena actualidad. Y lo hago con la confianza de que  muchas de estas peticiones se recojan en las medidas que el Gobierno va a anunciar en los próximos días.

Mariano Rajoy, en su intervención en la inauguración de la jornada de Crecimiento Empresarial y Competitividad organizada por la Cámara de Comercio y el Ministerio de Economía, comparó el caso de las pymes españolas con las alemanas. “En España, el 73% de los trabajadores son empleados de pymes, mientras que un 27% trabajan en grandes corporaciones. En Alemania un 62% de los trabajadores lo hacen en pymes y un 38% en grandes empresas, 11 puntos más que en España”.

Creo que es clave recalcar el trasfondo de este dato comparativo que ofreció el presidente del Gobierno: la regulación fiscal española hace más difícil el crecimiento del tamaño de la pyme en nuestro país que en el resto de Unión Europea. Por eso, las nuevas medidas que ha anunciado Luis de Guindos tienen que ser un verdadero impulso para los héroes de nuestra economía aumenten de tamaño sus empresas.

Las 4 medidas que favorecerían el crecimiento de la pyme

  • Reducción de la presión fiscal. Las empresas que facturan más de 6 millones de euros están integradas en la Unidad de Grandes Contribuyentes, soportando un 20% sobre la base imponible. Esto supone una barrera para el crecimiento porque las empresas prefieren facturar menos de esta cantidad para que el pago fraccionado sea menor —de esta forma, el impuesto se situaría en el 18% de la cuota—. El Círculo de Empresarios ya propuso en 2016 cambiar la línea base de la Unidad de Contribuyentes Grandes a 20 millones. Esta medida sin duda conduciría a un aumento de la internacionalización de las pymes.
  • Estimular la contratación. La puesta en marcha de políticas que fomenten la contratación a través de ayudas y subvenciones al desempleo supondría una subida en la tasa de ocupación española y, además, en una mejora de la productividad. Numerosos estudios demuestran que las empresas con más trabajadores son más productivas, lo que sería muy positivo para la economía, que pecamos de productividad en términos generales.
  • Fomentar y apoyar nuevas vías de financiación. La pyme tiene una alta dependencia del crédito bancario, que tiene una tasa de concesión mucho menor que en el caso de las grandes empresas. Desde el Gobierno se debe fomentar y facilitar el acceso a fuentes alternativas. De esta manera, aquellas pymes, por ejemplo que no han acometido su transformacion digital, podrían hacerlo para ganar en competitividad.
  • Mantenimiento entorno institucional. El Ejecutivo debe trabajar en mantener el actual clima de negocios para favorecer la inversión extranjera en la pyme española, lo que permitirá su crecimiento y expansión. Jornadas como las que vivimos la semana pasada en el Foro UK.-Spain en Londres son fundamentales para estrechar lazos comerciales y empresariales y atraer inversión extranjera a nuestro país.

El crecimiento de la pyme, directamente relacionado con su fortalecimiento

El tamaño de la empresa sí importa. Es un “condicionante” para la competitividad y la productividad de la economía, declaraba José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio, afirmación con la que estoy completamente de acuerdo.

Relacionado con la referencia que Rajoy hizo a las pymes alemanas, deberíamos mirar al Mittlstand, el modelo alemán de las pymes, en el que las medianas empresas tienen mucho mayor peso que la pequeña, al contrario que en España. La dimensión empresarial es importante por el aumento de su capacidad de producción, de diversificación de sus fuentes de financiación, de internacionalización y exportación y de atraer y retener talento. Estas cuatro capacidades clave favorecerán el fortalecimiento de las pymes y en este sentido deben ir las medidas que anunciará próximamente De Guindos.

Situar a la pyme española en Europa

En palabras de Mariano Rajoy las medidas que presentará Luis de Guindos “servirán para que en el futuro España avance en la buena dirección”. Así lo espero. Gobierno y Ministerio de Economía deben escuchar a las pymes. Deben darles el lugar y la importancia que merecen y se la deben facilitar los mecanismos necesarios para hacerlas más competitiva. La pyme española tiene un potencial altísimo para estar en primera línea europea. Para ello España debe dotarla de los instrumentos para que proyectar un crecimiento no suponga un riesgo de pérdidas económicas y, por ello, el Gobierno debe solventar las causas que limitan su tamaño y facilitar las vías para su crecimiento.

Este aumento del tamaño de la PYME se traducirá en un fortalecimiento y aumento de la productividad de la economía española que, en consecuencia, supondrá una ventaja competitiva de España frente a Europa y el mercado internacional en su conjunto.

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Suscríbete a mi blog y recibirás en tu email el eBook "Siete claves para el éxito de las Start-Ups"






    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal