Management y talento, PYMES, Transformación digital

¿Debemos temer a los robots?

Compartir

El terror del hombre hacia la máquina es un clásico del cine, hasta hoy, fantasioso. Los robots dominando el mundo, superiores al hombre física e intelectualmente ha sido una idea recurrente en la ciencia ficción, pero la robótica ya está aquí y su impacto en el mercado laboral es tendencia. En este contexto, ¿debemos temer a este tipo de inteligencia artificial?

La robotización no es un fenómeno tan vanguardista como creemos. El maquinismo ya sustituyó el trabajo de muchas personas en la Primera Revolución Industrial a finales del siglo XVIII, pero otro tipo de trabajo surgió: el industrial. Estamos siendo testigos de una Tercera Revolución Industrial, una época de reestructuración.

El mundo tal y como lo conocemos va a cambiar. Os pongo un ejemplo cotidiano. ¿Quién no ha ido a la farmacia, ha pedido un medicamento, lo han metido en el ordenador y ha llegado directamente al farmacéutico? La robótica ya es una realidad en el mundo de las pymes y los robots de farmacia son un claro ejemplo de ello, permitiendo a estas pequeñas y medianas empresas optimizar su espacio, organizar los medicamentos y entregar varios productos a la vez, reduciendo y mejorando la calidad de atención al cliente. De cómo la inteligencia artificial facilitará la gestión invisible hablamos ayer, jueves 23 de junio, en el encuentro con Stephen Kelly, CEO de Sage, en Sage España.

¿CUÁNDO LLEGARÁN LOS ROBOTS A NUESTRA VIDA?

Según cifras del informe de 2016 de la Federación Internacional de Robótica (IFR por sus siglas en inglés), en 2019 el número de robots industriales instalados en el mundo se incrementará a unos 2.6 millones de unidades. Hoy, la Unión Europea encabeza la lista de regiones donde más extendido está el uso de robots en la industria, siendo los sectores de automotriz, electrónica, eléctrico y maquinaria industrial donde más penetración tienen, estando en ellos el 70% de los robots.

Estos datos nos pueden sonar ajenos a nuestra realidad, pero la robótica también va a llegar a nuestros hogares. Sí, tal y como lo lees. Según este mismo informe, entre el pasado 2016 y el próximo 2019 los robots domésticos se incrementarán a 31 millones, lo que representa unas ventas de 13.000 millones de dólares. Si ya no se nos hace raro ver a robots limpiar los fondos de la piscina, de aquí a dos años no se nos hará raro ver cortadoras de césped que se mueven solas o coches que se conducen por sí mismos. El futuro ya está aquí y, lo confieso, me resulta apasionante.

¿CÓMO ENFRENTAR LA LLEGADA DE LA ROBOTIZACIÓN?

Los cambios que estamos viviendo en la sociedad debería verse reflejado en la educación. El objetivo de la educación es preparar a los jóvenes y dotarles de las habilidades para que en un futuro sean capaces de afrontar los desafíos profesionales y personales que van a encontrarse a lo largo de su vida adulta. La transformación digital y la tecnología es, sin duda uno de los retos a los que nuestros niños de hoy se tendrán que enfrentar mañana.

La mejor forma de adelantarse al futuro es formarse en la inminente llegada de la inteligencia artificial para, así, hacerte necesario y agregar un valor añadido. Ingeniería mecatrónica y electrónica, robótica, programación… Yo, como padre, no tengo dudas. Con el desarrollo de este tipo de habilidades desde una edad temprana las generaciones que vienen podrán contrarrestar el impacto de los robots.

Creo en una futura convivencia entre el hombre y el robot. Creo que los robots son un valor añadido para la empresa ya que permitirá automatizar tareas, permitiendo a los trabajadores dedicar el tiempo a sectores con mayor rentabilidad. Creo que nuevos trabajos se derivarán de la penetración de la inteligencia artificial. Y creo, sobre todo, que las personas tenemos cualidades que una máquina jamás tendrá y que eso, al fin y al cabo, es insustituible.

El trabajo, como todo en la vida, no es inmutable. Todo cambia, se desarrolla, avanza y se adapta a las nuevas realidades. Y del mismo modo que se destruyen empleos, otros nuevos van surgiendo. En el #SageSummit que se celebró en Madrid el pasado 19 de abril ya lo dije: “El 40% de los puestos de trabajo que habrá de aquí a cinco años todavía no están creados”. Si quieres saber si un robot puede hacer tu trabajo, en este simulador interactivo del Financial Times puedes adivinarlo.

La digitalización crea tantos puestos de trabajo como destruye y adelantarse y formarse, como he defendido en otras ocasiones, es fundamental. La llegada de los robots es inminente y no debemos temerla. Al fin y al cabo, alguien tendrá que diseñar, fabricar, programar y arreglar los robots, ¿no?

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal