Management y talento, PYMES, Transformación digital

Viejennials vs Millennials: el potencial de convivir en la empresa

Compartir

La semana pasada llegó a mi timeline de LinkedIn un artículo del experto en transformación digital Marc Vidal. El título, “¡Temblad veinteañeros! Los cuarentones lo vamos a petar. Apunta, aquí las razones” llamó enormemente mi atención y el texto me pareció muy inspirador. Me hizo reflexionar sobre el verdadero valor de la experiencia y cómo debe, no sólo convivir con el nuevo talento digital, sino mezclarse y potenciarse mutuamente en el contexto de cambio empresarial que estamos viviendo.

La revolución digital supone una clara disrupción en los modelos de negocios tradicionales y conlleva la aparición de nuevos tipos de empleo, pero, ¿quién ha dicho que los millennials —nacidos entre 1980 y 1995, aproximadamente— son los únicos capacitados para liderar la adaptación de la empresa a la nueva realidad empresarial? Los 40 son los nuevos 30 y nunca es tarde (ni pronto) para alcanzar el éxito profesional: así lo demuestra la edad media de los Premios Nobel de Física, 39 años, de Medicina, 41, y de Química, por ejemplo, 36. Larry Page, fundador de Google, tiene 44 años; Jeff Bezos, fundador de Amazon, 53; Bill Gates, cofundador de Microsotf, 61.

La transformación digital supone un cambio de gran alcance y tan profundo para las empresas y sus trabajadores que puede incluso suponer una brecha digital entre los propios empleados. En este contexto de digitalización empresarial está claro que los millennials, como nativos digitales, tienen un papel protagonista, pero no exclusivo y es que los viejennials, socialmente conocidos como Generación X, —nacidos entre 1960 y 1980—, ha demostrado también una gran disposición para adaptarse a esta nueva realidad. El conocimiento, la experiencia y el compromiso de la Generación X son fundamentales para comprender los diferentes mecanismos que llevarán la transformación a buen término.

La PYME tiene que saber cómo potenciar y complementar estratégicamente a empleados de diferentes edades y con diferentes competencias para obtener el mejor resultado. Frente a la profunda experiencia laboral de los viejennials, adquirida, fundamentalmente, a través de su trabajo, está la que se conoce como la generación más preparada de la historia, los millennials, que un alto porcentaje ha accedido a la educación universitaria, máster y se desenvuelve en varios idiomas. A mi parecer, esto no es un problema: la generación de “cuarentones” estamos ávidos por aprender y los millennials, debido al retraso de su incorporación al mercado laboral, están deseosos de adquirir experiencia. Enriquezcámonos mutuamente.

Frente a la constante búsqueda de nuevos retos profesionales del sector más joven y el consecuente reto de retener el talento por parte de las empresas, está la estabilidad, el compromiso y la lealtad corporativa de los viejennials. Los millennnials, por su parte, no dan tanta importancia a la retribución económica y buscan el bienestar a través de otros aspectos como en la flexibilidad horaria o el trabajo colaborativo.

En definitiva, creo profundamente que la unión intergeneracional puede ser la clave del éxito para que una compañía evolucione en términos de innovación sin perder su seña de identidad y sus valores. Sin duda, gestionar el talento es uno de los mayores retos de los empresarios y deben aprovechar las fortalezas de cada edad para disminuir las debilidades de cada generación, integrando sus deseos y necesidades para generar compromiso y unión entre ellas para conseguir un objetivo común, que el proyecto empresarial o la PYME crezca y con ellos cree riqueza y empleo.

Palabra de viejennial a millennial… ¿nos integramos?

0 Comments
Compartir

Luis Pardo Céspedes

    Responder tu comentario:

    Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados.*

    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario













    Ver política de privacidad y aviso legal